Aprendiendo sobre la Prueba de Papanicolau

Una prueba de Papanicolaou consiste en extraer una muestra de células del cuello del útero para detectar cambios que podrían derivar en cáncer. También detecta infecciones e inflamación, así como células anormales que pueden convertirse en células cancerosas.

Si se detecta oportunamente, el tratamiento del cáncer del cuello del útero puede ser más sencillo y las probabilidades que sean curable son mucho mayores.

Si eres mayor de 18 años y eres sexualmente activa es recomendable hacerse la prueba de Papanicolaou, junto con un examen pélvico, como parte de la rutina de cuidado de tu salud. No existe edad límite, incluso mujeres que han experimentado la menopausia (el cambio de vida, o cuando cesan los períodos de la mujer) necesitan hacerse la prueba.

Es recomendable realizártela una vez al año; pero tu médico(a) puede indicarte que después de tres (03) pruebas con resultados normales durante tres (03) años seguidos, te la realices cada 1 a 3 años. Conversa con tu médico(a) para saber qué es lo mejor para ti.

Papanicolaou y VIH

Las mujeres con VIH tienen más riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino y otras enfermedades del útero.

Se recomienda que se hagan una prueba inicial de Papanicolaou, y otra adicional, seis (06) meses después. Si ambas pruebas no muestran cáncer u otros problemas, entonces la prueba podrá realizarse sólo una vez al año.

Resultados del Papanicolaou

Si las células están bien, no será necesario ningún tratamiento; pero si hay infección, se recetarán medicamentos. Si las células parecen anormales o no sanas, podría ser necesario realizar más pruebas. Una prueba de Papanicolaou no es 100% correcta, por lo tanto, siempre es importante que converses con tu médico(a) acerca de los resultados de la prueba.

En nuestro Centro Especializado en Salud Sexual, Reproductiva y VIH, contamos con un horario de atención los días jueves de 3:00 a 7:00 pm. Reserva tu cita llamando al 203-9900. ¡Nuestro Gineco-Obstetra, estará gustoso de atenderte!