¿Miedo a realizarse la prueba de VIH?

En el momento que una persona decide realizarse una prueba de VIH, es natural sentir miedo ante un posible resultado positivo, es decir, ser reactivo a la prueba de descarte de la infección por VIH. Y, ¿qué es el miedo?, es una sensación de angustia que la persona percibe ante una situación de amenaza real o supuesta, esta emoción de adaptación al entorno es un mecanismo supervivencia y defensa, que conlleva a que se manifieste diferentes cambios en el comportamiento, pensamiento y cuerpo. En ese sentido, es normal y beneficioso para todos los seres vivos tener miedo.

Entre los temores más frecuentes frente al resultado positivo, es el miedo a la enfermedad por desconocimiento sobre la infección de VIH, la inexistencia de un tratamiento de medicamentos antirretrovirales, al estigma de ser etiquetados(as) o discriminados por ser  reconocidos(as) en su familia y/o comunidad, como también, sentir que la vida (pareja, sexualidad, estudios, trabajo, etc.) cambiará. 

Sin embargo, es importante reconocer estas emociones y no ignorarlas ya que se pueden convertir en abrumadoras generando estrés, muchas personas pueden entrar en negación ante los resultados e inmovilizarse, sin llegar a tomar decisiones como buscar información confiable, apoyo (amigo/a, familiar, etc.) y soporte emocional (psicólogo/a), atención médica e iniciar el tratamiento antirretroviral que le permita tener un mejor bienestar en su salud física y emocional.

Es por eso que se recomienda realizarse la prueba de VIH y recibir los resultados con  un(a) consejero(a) especializado(a) en el tema, quien podrá brindarle la consejería, orientando e informando para disminuir  la angustia de un resultado, ya sea este, negativo o positivo. 

En VÍA LIBRE, contamos con especialistas (Consejeros/as, psicólogos/as, infectólogos/as, etc.) que podrán brindarle la orientación que necesite y la atención que requiera. Recuerda, actuar y pensar de manera positiva.